domingo, 23 de septiembre de 2007

¿Quienes Somos?



Somos un grupo de pecadores redimidos por la Sangre de Cristo, salvos por la Gracia de Dios y renacidos de simiente incorruptible por la Palabra de Dios, que vive y permanece por siempre. Cristo Jesús es nuestro Señor Dios y Salvador personal.

¡A Él sea toda la Honra y la Gloria por siempre!

Su Hermano En Cristo… Obed ben Ezra.


Para cantos de adoración y alabanza visite:

Introducción.


El Espíritu Santo es el Autor de la Biblia, los hombres que Dios usó para escribir su Palabra lo hicieron bajo el inerrable control, guía e inspiración de Dios.

El Antiguo Testamento (AT) comprende una serie de libros escritos en su mayoría en lengua hebrea y sólo algunas porciones en arameo. Los libros del AT son: el libro de la ley o Pentateuco, los libros históricos, los libros poéticos, los libros de los profetas mayores y los de los profetas menores. Todos ellos escritos entre los años de 1500 y 400 a.C. comenzando su revelación con Moisés y terminando con Malaquías. Los sacerdotes de la tribu de Leví hasta Esdras y después los masoretas, fueron los encargados de preservar copias fieles y exactas de la Palabra de Dios.

Los libros apócrifos fueron escritos entre los años 200 a.C. y 200 d.C. cuando el canon del AT ya había sido cerrado y el Espíritu de Dios aún no había comenzado la revelación del nuevo pacto.

El Nuevo Testamento (NT) inició a escribirse por inspiración Divina en el año 45 d.C., siendo Mateo el escritor, para concluir en el año 95 d.C. con el libro de la Revelación de Jesu Cristo a Juan. El idioma utilizado para su escritura es el griego koine o común.

El texto hebreo puro y preservado es conocido como el Texto Masorético y el Texto Griego puro y preservado es llamado Texto Recibido. Ec 3:14 dice: “Yo sé que todo lo que Dios hace, eso será por siempre: sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y hácelo Dios, para que delante de él teman los hombres.”

La revelación de la Santa Palabra de Dios es completa en la Biblia, mas la perversión de la Biblia ya había comenzado con mercaderes falsos corrompiendo la palabra de Dios, según la 2a de Corintios 2:17. Pero ¡Gloria a Dios! que es Jesu Cristo mismo quien nos promete preservar su Palabra.

Las traducciones de la Palabra de Dios al castellano, fueron iniciadas por Juan de Valdéz, quien en el año 1534 - 1537 produce el evangelio según Mateo, Romanos, 1 Corintios y los Salmos del 1 al 40. En el año de 1543 Francisco de Enzinas traduce el NT completo al castellano. En el año 1553 en la provincia de Ferrara se traducen los libros del Texto Masorético por Judíos y para Judíos. Mientras que Juan Pérez de Pineda finalizaba su trabajo del NT en 1556 y un año después el de los Salmos, usando el romance castellano para traducir.

Después de cada uno de estos eventos, en el año de 1569, Casiodoro de Reina traduce al español la Biblia entera, pero usando además de los textos puros, obras inferiores como la Vulgata, la LXX, y Ferrara. Motivo por el cual Dios levantó a un varón más: Cipriano de Valera, que ungido con la sabiduría de lo alto revisó la obra de Reina y rechazó los manuscritos inferiores, apegándose al Texto Masorético y al Texto Recibido. Es así como el Señor promete preservar su Palabra y nos permite tener en nuestras manos la verdad de Dios para el mundo hispano: una restauración de la obra revisada por Cipriano de Valera de 1602.

"""El proyecto de revisión fue iniciado desde hace más de 15 años, publicado primeramente sólo el Nuevo Testamento y conocido como TR haciendo referencia al Textus Receptus. La dirección del proyecto estuvo siempre bajo la sujeción de alguna iglesia local (primero en la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León y posteriormente en la ciudad de Miguel Alemán, Tamaulipas). La edición completa con ambos testamentos se terminó en el 2007 y fue publicada al siguiente año primeramente por el ministerio independiente de El Sembrador de la Semilla Incorruptible, en los talleres de impresión de Bible & Literature Missionary Foundation, en Shelbyville-TN, Estados Unidos; llevando el título: "Santa Biblia Valera 1602 Purificada". Esta revisión restaurada de Cipriano De Valera 1602 fue hecha enteramente por hermanos de la iglesia local (bajo la justificación doctrinal del Real Sacerdocio del creyente) y no por las Sociedades Bíblicas, está basada en el texto Masorético Hebreo de Jacob ben Chajim ben Isaac Ibn Adonijah publicado por Daniel Bomberg Venecia, 1524 para el Antiguo Testamento y para el Nuevo Testamento según el Texto Recibido de Teodoro Beza, 1598. A pesar de que la publicación cuenta con copyright internacional, se permite su libre reimpresión siempre y cuando no se altere su contenido ni se haga con fines de lucro."""